Prótesis anatómicas o redondas

Home / Consejos / Prótesis anatómicas o redondas

¿Dudando entre elegir prótesis anatómicas o redondas? Las prótesis anatómicas han ganado gran popularidad tanto entre las pacientes como entre los cirujanos. Y es que la moda es cambiante, incluso cuando se trata de cirugías estéticas. Aquí te explicamos todo lo que debes de saber al respecto:

La última tendencia

Los implantes mamarios anatómicos son la novedad, los últimos que han aparecido en escena. Básicamente la diferencia con las prótesis redondas está en su forma, en su morfología, pues en su composición no hay diferencia entre ambas, son idénticas. Su forma recrea la de la mama natural, albergando más volumen en su polo inferior. Por el contrario, el polo superior no tiene tanta cantidad, adquiriendo el aspecto fisiológico y normal del pecho femenino.

Además, dentro de los implantes anatómicos, existen una gran variedad de tamaños, los cuales podemos seleccionarlos en función de la anchura y altura de la mama de la paciente. La proyección de la prótesis dependerá de la dimensión previa del pecho y de los deseos de la mujer.

¿Cuál es su composición?

Las prótesis de pecho anatómicas tienen la misma composición que los implantes redondos. Es decir, ambos son implantes que constan de una cubierta de silicona rellena de gel de alta cohesividad de silicona.

Con el paso de los años, los laboratorios han ido perfeccionando sus implantes. En la actualidad, la cubierta se caracteriza por ser multicapa, es decir, se compone de varias capas superpuestas para hacer el implante mucho más resistente, prolongando ostensiblemente su duración. Además, su capa más externa es texturada o rugosa, lo cual disminuye el riesgo de padecer contractura capsular.

El gel de alta cohesividad de silicona, cada vez es más compacto, cada vez es más cohesivo, logrando que en el caso de que la cubierta pudiese romperse, el gel no salga fuera, previniendo la irritación de los tejidos de alrededor.

Sin duda, la llegada de los implantes de gel de silicona en los años 60 ha supuesto un gran avance. De hecho, poco a poco han ido “comiendo terreno” a las prótesis antiguas, las de suero fisiológico, siendo hoy utilizadas por el 90-95% de los cirujanos plásticos en España.

protesis anatomica o redondas

Beneficios  de las prótesis anatómicas

Comenzaron a utilizarse en pacientes que necesitaban una reconstrucción mamaria tras una mastectomía por haber padecido un cáncer. En estos casos, en los que no hay glándula mamaria, es conveniente recrear completamente la forma del pecho, y sin duda es una muy buena indicación y dónde más se utiliza en la actualidad. Las prótesis anatómicas se diferencian de las redondas por tener forma de gota o lágrima, lo que hace que el perfil de la mama y el escote resulte mucho más parecido a una mama natural, explica el Doctor Alberto Marina en la página web de su clínica estética en Valencia.

Además, debemos de recordar que la mayoría de estos casos suele darse en mujeres entre los 40 y 60 años, que generalmente ya han sido madres, y que no es raro que la mama sana, la contralateral, esté ligeramente caída. Dependiendo de las circunstancias de cada mujer y de las características de cada pecho, puede optarse por reconstruir sólo la mama afecta o reconstruir también la mama que no ha sufrido el cáncer para obtener la mejor simetría posible, dentro de la naturalidad en el resultado que suelen solicitar este tipo de pacientes.

En aquellas mujeres que tienen un pecho más ancho que alto, o viceversa, más alto que ancho, también puede ser una buena indicación el colocar un implante anatómico, pues dichos implantes nos permiten elegir entre diferentes alturas y anchuras. Sin embargo, en las prótesis redondas, la altura y la anchura son iguales.

También puede ser una opción a tener en cuenta en pacientes que presentan un pecho ligeramente caído que requeriría una cirugía de elevación de senos o mastopexia. No obstante, son casos que deben de ser muy bien seleccionados por el cirujano plástico.

Son útiles en pacientes muy delgadas que apenas tienen desarrollo mamario (aplasia mamaria), debido a que aportan una forma acorde a la fisonomía de estas mujeres, siempre que deseen un pecho natural.

A otras de las pacientes a las que se recomienda este tipo de implantes son aquellas que tienen mamas tuberosas. Son personas que presentan una malformación mamaria que se caracteriza por falta de desarrollo mamario en el polo inferior. Como decimos, esta falta de volumen en el polo inferior puede ser suplido mediante la colocación de un implante anatómico, pues concentra más cantidad de volumen en esta área. En estos casos de mama tuberosa puede ser precisa realizar alguna otra maniobra quirúrgica para modificar la glándula mamaria y en ocasiones reducir el tamaño de las areolas, que generalmente son grandes.

despues de un aumento de senos

Beneficios de las prótesis redondas

En primer lugar hay que eliminar el mito de que con las prótesis redondas se obtienen mamas redondas y antiestéticas. Dentro de los implantes redondos existen diferentes diámetros y diferentes proyecciones. La proyección de una prótesis mamaria es la distancia desde la base hasta su parte más anterior.

Hoy, todas las marcas de prótesis autorizadas que hay en el mercado disponen de implantes redondos con proyección baja, moderada, alta y extraalta. Es cierto que quizá una prótesis redonda de proyección extraalta nos dará un pecho con el polo superior más redondeado, menos natural, aunque hay que reconocer que es el deseado por algunas mujeres. Sin embargo, si seleccionamos una prótesis redonda de proyección moderada podemos obtener un pecho completamente natural.

Además, habría que valorar las características de la paciente, sus pechos y si el implante se coloca por encima o por debajo del músculo pectoral mayor. Todo ello va a condicionar el resultado final del pecho.

Sin duda, seleccionar un implante redondo es una muy buena opción en aquellas mamas de una forma correcta pero pequeñas, en las que simplemente queremos proyectar hacia delante la mama, sin apenas modificar su forma, y aportarle más volumen. Esta es la paciente más frecuente que solicita un aumento de pecho estético en las clínicas de cirugía plástica.

No hay dos pechos iguales, por lo que hay que individualizar el tratamiento y aconsejar a las pacientes lo más adecuado en su caso

¿Prótesis anatómicas o redondas?

Una vez que la paciente ha decidido someterse a un aumento de senos, debe de tener claro el aspecto final que desea, para ello, el cirujano estético será de gran ayuda. Es importante comentar con el cirujano en las consultas previas a la intervención los pros y contras de cada tipo de implante y cual sería el más adecuado en su caso.

Ahora bien, ante la variedad de implantes mamarios disponibles en la actualidad, algunos de los cirujanos han optado por especializarse en el aumento de senos con un tipo de prótesis, ya sea redonda o anatómica.

Pienso que esto es un error. Creo que no hay que “enterrar” las prótesis redondas tras la aparición de las anatómicas porque son la novedad, pues existen muchos casos en los que se puede obtener un pecho natural utilizando implantes redondos. Tampoco hay que despreciar los implantes anatómicos porque el cirujano no esté familiarizado con ellos a la hora de colocarlos.

protesis anatomicas o redondas foto

Doctor, implantes anatómicos o redondos, ¿Cuáles me recomienda?

Mi opinión es que los implantes anatómicos han venido para sumar, pero no para sustituir a los redondos, y todo cirujano plástico en Valencia debe de tenerlos en su arsenal terapéutico para utilizarlos en aquellos casos que considere oportuno y en los cuales va a obtener un mejor resultado que con los redondos.

No obstante, antes de someterse a una intervención quirúrgica, y en este caso, antes de decantarse por un implante redondo o anatómico, debemos de sopesar la relación riesgo-beneficio, es decir, qué ventajas nos aporta un implante y qué inconvenientes puede tener en esta paciente en concreto. Habrá que elegir el implante que nos permita el mejor resultado con el mínimo riesgo a medio-largo plazo.

Los implantes anatómicos tienen un coste mayor a las prótesis redondas, y aunque no es muy frecuente, se pueden rotar en la mama, lo que ocasiona un cambio radical de forma, por lo que hay que reposicionar el implante con una nueva cirugía.

Siempre me gusta insistir en que no hay dos pechos iguales, por lo que hay que individualizar el tratamiento y aconsejar a las pacientes lo más adecuado en su caso. Lo importante en una intervención de aumento de pecho está en las decisiones previas que el cirujano debe de tomar antes de realizar la cirugía en función de las necesidades de cada mujer.

Si realizamos todos los aumentos de pecho por la misma vía de abordaje (areolar, inframamaria o axilar), con el mismo tipo de prótesis (redondas o anatómicas), en el mismo plano (submuscular o subglandular), etc. pienso que la intervención podría ser realizada por máquinas programadas para ello, estima el cirujano a Alberto Marina, especialista en cirugía de aumento de pecho en Valencia.

Conclusión

La principal consideración antes de seleccionar un implante es ser diagnosticada por el cirujano plástico de forma precisa e individual. Hay que tener en cuenta las características físicas de cada paciente, el tamaño y tipo de pecho y sus deseos, que obviamente será el de obtener unos pechos bonitos y naturales. Después, elegir entre la amplia gama de implantes mamarios que disponemos en la actualidad para que la paciente obtenga el mejor resultado con el menor riesgo.

Dejar comentario

ejercicios despues aumento de pechomastopexia o mamoplastia de aumento