In Aumento de pecho, Consejos

Si te has sometido a un aumento de pecho, es probable que tengas varias dudas sobre el proceso postoperatorio y la mejor forma de recuperarte. Hoy, te contamos cuándo dormir de lado después de un aumento de pecho. ¡Sigue leyendo!

¿Cuánto tiempo hay que dormir boca arriba después de una mamoplastia?

Tras una mamoplastia de aumento, es imprescindible que la paciente duerma boca arriba durante, como mínimo, un mes.

Somos conscientes de que es mucho tiempo y, si no estás acostumbrada y no es tu posición normal para dormir, esto va a suponerte algunas molestias, pero es necesario.

Si no duermes boca arriba, la presión a la que someterás a tus pechos durante la noche hará que aumente la inflamación, pudiendo ocasionar que los implantes no asienten bien y/o incluso se desplacen respecto a su posición inicial. Es por ello que el postoperatorio de la paciente, especialmente en lo referente a la forma de dormir, es muy importante para conseguir buenos resultados.

¿Cómo dormir después de un aumento de pecho?

La mejor postura para dormir después de haberte sometido a una operación de aumento de pecho es boca arriba y semisentada.

Es decir, con unas cuantas almohadas en tu espalda y cabeza para que tu pecho esté en un ángulo de aproximadamente 45 grados respecto a la cama.

Esta postura está recomendada para la primera semana tras la intervención. La razón para no dormir sólo boca arriba durante la primera semana es que, aunque podrías hacerlo y no supondría un problema para la recuperación, sí te resultaría incómoda.

cuando dormir de lado despues aumento de pecho

Durante los primeros días, no dormir en posición semisentada se hace complicado porque se tiene una mayor sensación de presión en el tórax. Además, puede aumentar la inflamación en el pecho. Es por ello que se recomienda, en su lugar, optar por esta postura semisentada.

Una vez hayan pasado las primeras semanas, puedes empezar a dormir boca arriba, sin necesidad de estar semisentada. No obstante, lo ideal es que este cambio se realice progresivamente, poco a poco, para que el cuerpo pueda ir adaptándose.

En cuanto a dormir de lado, no se recomienda bajo ningún concepto hacerlo antes de las primeras cuatro o seis semanas (tu médico te lo confirmará). Tras estas cuatro semanas es habitual que las prótesis ya estén bien asentadas y se pueda dormir sin mayores problemas.

No obstante, es posible que, incluso habiendo transcurrido estas cuatro semanas, la paciente sienta presión e incluso molestias al dormir de lado. En ese caso, lógicamente, se recomienda seguir durmiendo boca arriba, pero no porque pueda implicar un problema en el resultado, sino por comodidad de la paciente.

Por último, para dormir boca abajo, es recomendable esperar hasta que hayan pasado entre tres y seis meses. Esta es la postura más complicada tras una intervención de aumento de pecho.

Otro punto importante es mencionar que la paciente deberá dormir con sujetador de estilo deportivo durante los primeros meses. De esta forma, se mantendrán los pechos en su lugar y se garantizará la mejor recuperación.

Somos conscientes de que todas estas medidas pueden ser un poco incómodas y que no son precisamente cortas en el tiempo. Sin embargo, si queremos disfrutar de los mejores resultados y no tener problemas por el camino, es fundamental tomárselo en serio y cumplir con todas y cada una de estas recomendaciones (así como las demás que tienen que ver con el proceso postoperatorio).

Como ves, después de una intervención de aumento de pecho es importante dormir boca arriba durante aproximadamente un mes. Sí, quizá parece bastante tiempo, pero es necesario para garantizar el mejor resultado posible en la cirugía de mamoplastia de aumento hasta que los implantes se asienten.

Dejar un comentario