Postoperatorio aumento de pecho

Home / Aumento de pecho / Postoperatorio aumento de pecho

Hoy vamos a explicarte cómo es el postoperatorio de un aumento de pecho y el proceso de recuperación tras una intervención de este tipo Durante varios días habrá que tener unos cuidados especiales. Así que, si estás pensando en someterte a esta operación, ¡presta atención!

Síntomas después de la cirugía de mamoplastia de aumento

Después de someterte a una cirugía de mamoplastia lo más normal es sentir un poco de dolor e incomodidad, sobre todo al mover los brazos. Esto se debe a que los músculos de la zona se están readaptando para integrar los implantes. Dicho dolor no debería exceder de unos tres o cuatro días.

Por otro lado, durante el postoperatorio se notará también un poco de inflamación por la propia intervención quirúrgica. Se trata de una zona que durante la operación ha sido manipulada y, por lo tanto, es normal que se perciba un poco de hinchazón. En ambos casos, el dolor puede aliviarse mediante analgésicos.

En algunos casos también se pueden apreciar pequeños hematomas, e incluso no es de extrañar la aparición de una ligera febrícula, es decir, que la temperatura corporal pueda alcanzar los 38ºC durante esos primeros días del postoperatorio. Los pinchazos en los laterales del tórax también son una sensación habitual, aunque poco a poco los músculos se adaptarán a la distensión generada por los implantes mamarios y se irán relajándose.

Más allá de que estos síntomas sean habituales y no deben despertar ninguna preocupación en la paciente, sí que es importante mantener la vigilancia en los días posteriores. En el caso de percibir algún tipo de anomalía, es aconsejable contactar con el cirujano plástico que ha realizado la operación para que valore que todo evoluciona correctamente.

No olvides consultar los consejos sobre cómo cuidar las cicatrices tras un aumento de pecho.

recomendaciones aumento pecho

Recomendaciones después de un aumento de pecho

Después de una intervención de aumento de pecho hay que tener unos cuidados mínimos para evitar que el dolor se acentúe. Uno de ellos es no hacer esfuerzos con los brazos y las manos y, por supuesto, no realizar ejercicio físico.

Esta zona debe permanecer en reposo, ya que si no podría afectar a la posición del implante y no adaptarse bien. También es conveniente dormir boca arriba e incorporada, ya que así se evitará que durante la noche se produzca un desplazamiento.

En cuanto al uso del sujetador, durante las semanas posteriores es necesario utilizar unos específicos para este tipo de procedimientos, aunque también dependerá en gran medida de las preferencias del cirujano plástico que realice la intervención. Tampoco es recomendable tomar el sol durante un tiempo prudencial y, sobre todo, evitar que el sol de directamente en las mamas.

Es muy importante, durante el postoperatorio, someterse a masajes de drenaje linfático para acelerar la reabsorción del líquido inflamatorio retenido en las mamas, favorecer la eliminación de los hematomas subcutáneos y mejorar en gran medida las molestias del pecho.

Por último, es importante cuidar la dieta para mantener un sistema inmunológico fuerte, ya que un simple resfriado común, por ejemplo, puede hacer que la recuperación sea más lenta o que se produzca una infección.

Descubre cuánto tardan en bajar las prótesis.

En resumen, el postoperatorio de una operación de aumento de pecho puede ser doloroso, pero si tienes los cuidados adecuados lo podrás sobrellevar sin que existan complicaciones. Solo tienes que tener en cuenta todo lo que te hemos contado y, si surgen problemas, acudir cuanto antes a tu cirujano.

Dejar comentario

como corregir sinmastiaque es el pecho encapsulado