In Mastopexia

Hoy queremos hablarte de un tema que tal vez te genere dudas: ¿se puede hacer una segunda operación de mastopexia? En este artículo vamos a profundizar en este aspecto para ofrecerte la información que necesitas. Así que ya sabes, ¡sigue leyendo y entérate de todo!

Operación de mastopexia

La operación de mastopexia es la intervención que se realiza para reafirmar y elevar el pecho. Suele llevarse a cabo cuando el pecho se ha caído o está vacío, por lo que se interviene la mama para reconstruirla, subirla o darle forma.

La operación se hace en mujeres a las que el pecho se le ha quedado vacío por varias razones. Una de las más frecuentes es tras uno o varios embarazos, ya que se produce una atrofia de la glándula mamaria. También puede deberse a una pérdida de peso más o menos importante, lo que genera disminución del contenido graso de la mama, quedándose vacía y con un aspecto de flacidez que se puede corregir mediante esta operación.

 La mastopexia requiere una reconstrucción de la mama en la que no hay que incluir una prótesis si existe suficiente tejido mamario de la propia paciente.

Es decir, se produce normalmente cuando las mamas han alcanzado un determinado tamaño y después estas se han vaciado, reduciéndose su volumen. Por lo tanto, aparece flacidez en la piel del pecho que se elimina a través de la operación de mastopexia.

Pero, ¿qué sucede si queremos hacer esta intervención por segunda vez? La mastopexia requiere una reconstrucción de la mama en la que no hay que incluir una prótesis si existe suficiente tejido mamario de la propia paciente. No obstante, en aquellos casos en los que haya una gran atrofia mamaria con una reducción importante de volumen, puede ser necesario colocar un implante mamario. En otras ocasiones, al realizar la mastopexia, se reduce el tamaño de la glándula para aligerar su peso con el objetivo de que el resultado sea más duradero en el tiempo.

Los motivos por los que suele hacerse una segunda intervención de mastopexia son, en muchos casos, porque la primera operación no ha dado los resultados esperados. Puede ser que la paciente no se encuentre a gusto con cómo ha quedado la operación.

segunda operacion mastopexia

Sin embargo, el motivo más frecuente por el que una mujer solicita una segunda intervención de mastopexia o elevación mamaria es porque han pasados varios años desde la primera operación y evidentemente, al igual que la piel de otras regiones del cuerpo, se ha hecho más fina, presenta mayor flacidez, y la mama ha vuelto a caer.

En el caso de querer someterse a una segunda operación de mastopexia, es importante que acudamos a un especialista con experiencia demostrable. Este sabrá cómo actuar pues se trata de una auténtica recostrucción mamaria, una intervención que puede ser compleja en algunos casos.

Acude siempre a un profesional de confianza que te asesore y te diga cuál es la mejor opción para tu caso concreto.

No obstante, siempre se ha de buscar el resultado más satisfactorio posible para la paciente. Aun así, hay que tener en cuenta los cambios producidos por la cirugía anterior, la nueva incisión y posibles cicatrices que queden como consecuencia.

En el caso de la recuperación, no es muy distinta a la de la primera operación. Esta provoca las molestias típicas, como dolores leves, molestias al levantar los brazos y otras complicaciones similares que en apenas unos días irán desapareciendo.

De todos modos, si una operación está muy cercana a la anterior sí que puede ser que se tarde un poco más en recuperarse, ya que la zona estará más sensible. En todo caso, acude siempre a un profesional de confianza que te asesore y te diga cuál es la mejor opción para tu caso concreto.

Toda la información sobre la segunda operación de mastopexia

En definitiva, hacer una segunda operación de mastopexia dependerá de cómo este el pecho antes de llevar a cabo la intervención y del profesional al que acudas para realizártela. Por este motivo, el presupuesto es importante, pero no es lo más importante antes de someterte a esta operación, merece la pena hacer una inversión en seguridad. Eso sí, hazlo siempre con un equipo especializado y con experiencia. ¡Esperamos haberte ayudado!

¿Te ha ayudado este artículo? Tal vez también te interese leer sobre:

Dejar un comentario

mastopexia sin protesis