In Aumento de pecho

En nuestra clínica estética en Valencia te queremos hablar hoy sobre una duda muy frecuente entre pacientes que se someten a una operación de aumento de pecho. ¿Es normal tener fiebre después de la intervención? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Causas de la fiebre tras una operación de aumento de pecho

La operación de aumento de pecho puede provocar algunos problemas como la aparición de episodios de fiebre. En el caso de ser así, siempre hay que consultar al profesional que ha realizado la intervención para que sea él quien prescriba el tratamiento adecuado.

Es normal que aparezca febrícula, es decir, que se eleve la temperatura corporal algunas décimas durante los primeros días tras la intervención debido a la propia inflamación postoperatoria.

Para reducir la inflamación tras una operación de aumento de pecho es posible tomar antiinflamatorios y someterse a masajes de drenaje linfáticos. Esto hará que se reduzca progresivamente la inflamación y que nos sintamos mejor. Por lo tanto, en principio no habría de qué preocuparse.

Esto sucede porque la prótesis se está adaptando a los tejidos de la mujer, pues es un elemento ajeno al cuerpo que este debe asimilar.

Es normal que aparezca febrícula, es decir, que se eleve la temperatura corporal algunas décimas durante los primeros días tras la intervención debido a la propia inflamación postoperatoria.

Otra de las causas que puede producir la aparición de fiebre tras la intervención es que se produzca una infección en la herida, lo cual afectará a su posterior cicatrización.

Infección tras una operación de aumento de pecho

Un estado inmunológico deficiente o que la persona esté un poco más débil a nivel de defensas puede hacer que sea más proclive a desarrollar una infección.

Sin embargo, hay que saber que este hecho no es nada frecuente, sobre todo si la paciente está tomando un antibiótico de amplio espectro durante la primera semana tras la operación. Aun así, si vemos que se está produciendo dicho contratiempo, es importante acudir cuanto antes al médico que nos ha realizado la intervención.

Los síntomas para ver si tenemos una infección son sobre todo dolor, enrojecimiento de la zona, hinchazón y la propia fiebre. En caso de que se aprecien varios de estos síntomas, es importante contactar con el cirujano con la mayor brevedad posible.

Es posible que este prescriba medicación para acabar con la infección, como es el caso de los antibióticos o que sustituya el que se estaba tomando por otro. Así se acaba con la fiebre y la paciente puede mejorar y llevar a cabo su recuperación de forma normal y sin problemas de salud.

Lo más importante es tener unos cuidados extremos tras una operación de aumento de pecho, pues las complicaciones pueden hacer que el cuerpo tarde más en recuperarse.

Otro motivo puede ser que haya una infección en el propio implante. En este caso, es posible que se precise intervenir de nuevo la zona si la paciente no responde al tratamiento antibiótico, aunque esta situación es muy rara. Se trata del peor de los casos, pero no hay que alarmarse de forma innecesaria, pues como hemos comentado, no es frecuente.

Todo esto deberá ser controlado por el cirujano que realice la intervención. Para ello habrá que llevar a cabo unas revisiones periódicas para comprobar que todo está yendo bien y que los implantes se están adaptando a los tejidos con normalidad. En estas revisiones se comprobará también que la herida está cicatrizando de forma correcta.

Así que lo más importante es tener unos cuidados extremos tras una operación de aumento de pecho, pues las complicaciones pueden hacer que el cuerpo tarde más en recuperarse. Sin embargo, yendo al profesional adecuado, tendrás todas las garantías de que estos problemas aparezcan con una probabilidad muy baja. Y en el caso de suceder, el cirujano plástico sabrá como poder solucionarlos.

Como ves, tener fiebre tras una operación de aumento de pecho es algo que puede suceder, aunque no tiene por qué. Si te ves en esa situación, ve cuanto antes a tu médico para que valore si la evolución es la correcta. Es importante que, si quieres recuperarte lo antes posible, no dejes que este problema vaya a más.

Si este artículo te ha resultado interesante, seguro que también te gustaría leer sobre:

Dejar un comentario

inflamacion aumento senoscomo elegir al mejor cirujano de aumento de pecho